fbpx

Y si….¿nos mudamos a las afueras?

El confinamiento decretado por la crisis de la COVID-19, nos ha dado mucho que pensar, y es que, estar casi dos meses encerrados en hogares sin terraza o balcón hace que empecemos a valorar más estos espacios al aire libre.

Esto a su vez ha causado que muchas personas estén interesadas en “huir” del centro de la ciudad en busca de un poco tranquilidad, y como consecuencia de ello que haya más demanda para encontrar viviendas en un entorno más rural.

chalet independiente en liencres
A continuación, si está interesado en cambiar un poco de aires o simplemente adquirir una segunda residencia en un contexto natural, vamos a contarles cuáles son esas ventajas por las que deseará vivir fuera de la ciudad.

1. Más espacio. Sin duda ganar en metros cuadrados con una nueva vivienda siempre es un acierto. Disponer de una habitación de invitados, un vestidor, gimnasio, poder distribuir cada estancia a nuestro gusto en distintas plantas y ambientes, jardín privado para mimarlo, una piscina para los días más calurosos, garaje con más capacidad… En definitiva, una casa más espaciosa siempre resulta más cómoda y nos genera infinidad de planes sin la necesidad de salir de ella.
2. Más tranquilo. Estamos de acuerdo en que no podemos comparar viviendas situadas en pleno centro a las que están un poco más a las afueras, pero debemos destacar lo molesto que resultan las aglomeraciones de gente (cosa muy poco conveniente en este momento), atascos en hora puntas, ruidos…Sin embargo en zonas privadas más alejadas podemos disfrutar de una mayor tranquilidad, esa independencia que nos proporciona una casa, sin vecinos, apartada de ruidos… en definitiva, nuestra propia intimidad.

3. Disfrutar de un jardín. Tener jardín es uno de los mayores placeres que existen y que podemos disfrutar al máximo cuando llega el buen tiempo. ¿A quién no le gusta llegar a casa después de un duro día de trabajo y poder relajarse en el exterior de su vivienda leyendo un buen libro o tomando un aperitivo con la familia?. Tener un buen jardín añade valor a la propiedad, haciendola más bonita y vistosa, ganando en frescura y elegancia. Los exteriores son una extensión del interior, decorarlo a nuestro gusto siempre nos resultará más apetecible y nos ayudará a crear un entorno más hoguareño. Llenarlo de flores y plantas tiene una ventaja y es que nunca pasan de moda. Además de cultivarlas por su valor decorativo, también podemos crear nuestro propio huerto: plantar hierbas comestibles, aromáticas, frutas y hortalizas… Es solamente cuestión de elegir aquellas plantas a las que podamos sacar mayor provecho. Disponer de este espacio nos proporciona multitud de actividades al aire libre. Podemos crear una zona chill out, un parque para los pequeños de la casa, añadir una piscina, hacer barbacoas los domingos con amigos… tener jardín nos abordad un sinfín de posibilidades.
4. Practicar deportes. Encontrar zonas para salir a correr o hacer Jogging en el centro es más complicado que hallar cualquier tipo de restaurante o tienda. A no ser que viva cerca de un parque. En las zonas más alejadas, fácilmente encontramos determinados lugares despejados de gente para practicar deporte, y resulta mucho más sencillo. Ahora es cuando más lo necesitamos, la desescalada nos obliga a practicar deporte a distintas horas al día y eso hace que se acumule mucha gente a la vez en un mismo sitio y que podamos sentirnos agobiados. Por eso una de las grandes venajas de vivir alejado del centro de la ciudad son todos los lugares que podemos encontrar en los que distrutar de naturaleza y calma.
5. Más rentable. Las viviendas ubicadas en las zonas alejadas del núcleo urbano suelen ser más baratas por regla general, y eso que en la mayoría de los casos son mucho más lujosas. Tienen más espacio y una buena finca privada. Y no solo hablamos del precio del inmueble, en este tipo de viviendas no hay que pagar gastos de comunidad, ni suelen disparar el precio en los pequeños comercios cercanos. Por lo tanto vivir a las afueras de la ciudad nos puede salir mucho más rentable.
6. Ideal para mascotas. Sin duda hacer feliz a tu compañero es muy fácil, simplemente busca un lugar que esté cerca de zonas verdes, del campo, siempre será el mejor paisaje para las vueltas de tu querida mascota. Los perros se estresan mucho con el ajetreo de la ciudad, estar en contacto con la naturaleza en un entorno más tranquilo les proporciona mucha salud.
7. Avanzar más rápido de fase. Teniendo en cuenta el ritmo desigual de este plan de desescalada anunciado por el Gobierno, queda demostrado que las zonas con menor densidad de población (casi siempre son las más alejadas de la ciudad) avanzan más rápido de fase, por lo que podrían alcanzar antes esa ‘nueva normalidad’.

Vivir a las afueras nos regala estar en contacto con la naturaleza, vivir con más tranquilidad, más espacio, más privacidad, sin ruidos molestos ni aglomeraciones. Vivir a las afueras de la ciudad son solo ventajas.